El Lenguaje del Amor Mágico

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Visita Guiada a la Fábrica del Amor

El sonido de la gran tormenta parece amortiguarse, desvaneciéndose en la lejanía del tiempo. A la vez la contundencia rítmica que desata la fábrica del amor, nos transporta apoderándose de los sentidos. Un magnifico reloj de piedra esculpido a modo de triángulo equilátero nos recibe impasible. Marca las nueve y un minuto. Creo que el tiempo terrible quedó así petrificado para siempre y desde el origen, la factoría continúa su trabajo, sin tensión, con la armonía del equilibrio que tan solo la eternidad luce como el emblema que estigmatiza a sus empleados.

El combustible que alimenta esta gran mole mecánica es denominado como la sangre del universo. Su motor, de una extraña mecánica sensible consiste básicamente en una gran estructura, cuyas dimensiones son inalcanzables por la razón humana, formada por sólidas placas de puro cristal triste. Este cristal, conformado por una gelatina espesa que tiende a la solidificación contiene lo que conocemos por esencia de tristeza humana. En el interior de su estructura macro molecular habitan pequeñas partículas que se desplazan a gran velocidad, de forma espasmódica. Desprenden rápidos e intensos destellos, que a su vez emiten grandes grandes cantidades de energía y luz que en su proyección infinita muestran macro mundos que prometen un futuro feliz. He aquí la base sobre la que se elabora la secreta fórmula que la fábrica aplica en su arduo trabajo de elaboración de la felicidad. Cuanto mayor es la cantidad de tristeza, mayor es a su vez la ilusión que da a luz. La producción de futuras promesas de amor eterno es así eficaz y generosa.

Tan solo los distinguidos empleados de la fábrica, elegidos por la pureza de su corazón y la capacidad de asumir contratiempos, pueden interpretar correctamente estos macro mundos y transformarlos en símbolos de extraordinaria belleza que una vez difundidos por la eólica, astuta e hiperveloz Iris que transportará estos a todos los rincones del mundo sensible, comenzarán su labor expresiva emitiendo tantos mensajes codificados como seres descodificadores los observen, como la materialización plástica de lo que llamamos en la factoría el lenguaje del amor mágico. El cometido de estos símbolos es de carácter orientativo y sirven de referencia a cualquier ser vivo en el sentido que el destino ha predeterminado en la evolución de su especie.

Cuantos más seres vivos respeten las señales diseñadas por la fábrica, mayor será la pureza de la energía desprendida, por lo que el combustible del motor del universo podrá ser utilizado en un porcentaje mayor, siendo más rápido y eficaz el movimiento ascendente de lo que se denomina la curva del equilibrio o estado permanente del cubo universal. Todos estos conceptos han sido aclarados por el genio fundador de la fábrica del amor, el Mesías mecánico mago y doctor titulado elegido por la dimensión sobre real para ejecutar su cargo Doctor Magic Light.

En el fondo de una profunda lágrima sólida de cristal triste, se encuentra su departamento, donde investiga en uno de sus proyectos cósmicos de sabia y reveladora magia universal. El mago y doctor Mr Magic Light nos ha explicado la teoría revelada por la luz mágica en la que se basó el diseño del gran engendro divino que nos ocupa. Sus palabras han sido estas:

El mundo, desde que fue habitado por la primera forma de vida, ha sufrido un continuo proceso evolutivo que se puede dividir en etapas. Estas han venido dadas por las ideas materializadas que han cambiado el mundo. Para explicar el proceso de concepción de la idea y la asimilación posterior de esta por el conjunto de los seres, hay que explicar en primer lugar la organización a través de la cual los seres vivos del planeta han evolucionado.

Existen dos tipos claramente diferenciados de seres humanos y cada cual desarrolla un papel a lo largo de su existencia vital y física. El primer tipo de ser humano, menos significativo pero muchísimo mayor en número que el segundo, lo podemos definir como ser estructura. El ser estructura está muy limitado y solo tiene capacidad para aceptar lo que ha aprendido de otros seres humanos, el legado cultural que ha recibido hereditariamente, como axiomas aceptados por la mayoría en el tiempo del cual es contemporáneo. Su psicología es muy básica y primitiva y su función es básicamente estructural, ya que la actividad que realiza es mecánica y sirve al fin de producir las necesidades impuestas por la época tal y como se ha establecido por el poder dominante.

El segundo tipo de ser humano es muy escaso y nace con la capacidad de descodificación del lenguaje del amor mágico, a través del cual, desde el cosmos, más allá de la dimensión del universo conocido por el ser humano, se expresan a través de estímulos a los cuales son sensibles sus sentidos, las pautas que marcan los cambios evolutivos. He aquí la luz mágica que muestra y produce las ideas que posteriormente cambian el mundo. Solo el ser esencia, como le llamamos, es capaz de percibir y canalizar la sangre del universo o lo que también llamamos luz de conocimiento universal.

En la estructura intelectual de la sociedad del mundo, el ser esencia vive en la cumbre, coronado por la benevolencia y la protección del universo. De esta manera, siendo también la pirámide intelectual un condicionan temporal, se puede afirmar, que el ser esencia vive en el futuro del ser estructura, ya que cuando la creación del primero es aceptada globalmente, el segundo tipo de ser humano, el ser estructura comienza esta etapa evolutiva que para el ser esencia ya no tiene validez. Gráficamente y como ya sabemos, podemos describir la estructura intelectual, que indudablemente es la única jerarquía que existe en este mundo, como un triángulo donde el ser estructura habita la base y el ser esencia, mucho más avanzado habita la cumbre. Este triángulo es ascendente y esto depende de la capacidad de creación del ser esencia y de la capacidad de asimilación, más tarde, por el resto de los seres estructurales.

Tras innumerables experimentos y y revelaciones del universo sobre real hemos llegado a la conclusión de que el futuro estable y la vida equilibrada en el universo depende de la evolución y transformación de una estructura jerárquica triangular en una estructura jerárquica cuadrada.

Para entender este concepto tenemos que aceptar que el universo está compuesto de infinitas dimensiones, las cuales contienen subyacentes universos menores, que a su vez deben guiar y proteger. La energía desprendida por el esfuerzo realizado en forma de esencia, en el momento de su desprendimiento de la envoltura física debe ser pura porque así será útil como combustible para el motor de la máquina pluridimensional que conforma todos los universos y así la energía o esencia sobrepase la barrera que divide su dimensión con la superior y en la cual y a partir del momento del salto dimensional, habitará este nuevo mundo como una nueva forma de vida energética muy diferente al anterior estado.

Si en el momento del desprendimiento de la esencia energética, esta energía está corrupta o contaminada y no es pura, en lugar de evolucionar siendo útil al proceso de avance del universo, se reciclará como una nueva forma de vida semejante a la anterior en la propia dimensión de la cual procede. Esta pureza de la esencia energética depende de la carencia de corrupción entendida como rectitud ética del comportamiento del ser en su existencia en base a anteriores marcas pautadas por anteriores seres esencia como reglas que no se deben romper a lo largo del recorrido vital en la existencia de un ser. Coherencia ética si entendemos la moral y la religión como una forma de entender el mismo concepto, que fue así revelada en una época donde debido al subdesarrollo tecnológico no se podía entender y asimilar de otra manera por los seres estructurales y cuyas pautas hemos heredado hasta hoy culturalmente, aunque no podemos decir que se hayan respetado, siendo esto un problema, principalmente personal, aunque también general, ya que influye en el avance de un conjunto universal.

Si se rompen las reglas universales reiteradamente, debido a las leyes físicas, de las cuales ya sabemos mucho, la esencia energética enferma y pierde pureza, no logrando, consecuentemente, traspasar la barrera dimensional en el viaje etéreo hacia el nuevo estado de vida, por lo que su existencia ha sido inútil, ya que el fin de una vida es ser productivo al fin del avance universal, y deberá comenzar de nuevo, teniendo en cuenta que la energía se transforma pero no desaparece.

Estamos trabajando en un tratado que describirá la forma de obtener la llave de la puerta dimensional. El tratado se llamará Llave de luz y llegará a todos los seres humanos.

A través de este tratado, se conseguirá un flujo energético dimensional fluido, tomando conciencia de sí mismos, tanto los seres esencia, como los seres estructura. Todos los seres esencia latentes que se pierden en su proceso de desarrollo vital, debido a la incomprensión por parte del resto del mundo de su existencia, lograrán llevar a cabo su cometido, aportando nuevas pautas evolutivas, por lo que aumentarán en número, hasta que la cumbre del triángulo estructural jerárquico, se desplace, ensanchándose hasta transformarse en un lado igual al lado de la base, formando así un cuadrado. La paz y el equilibrio reinarán en el mundo y el cometido de la vida humana cumplirá sus expectativas, aportando al conjunto de las dimensiones universales todo el potencial energético posible, apoyando así una evolución en conjunto eficaz y a cambio, cada ser obtendrá la seguridad de tener reservado un espacio en la eternidad. Más allá del universo conocido. ´.1

La Llave de Luz

Iris despertó un nuevo día. El sol brillaba y el frondoso bosque que acogía el majestuoso árbol donde vivía sembraba de frescor el jardín que ahora se había convertido en el hogar de todos los duendes del bosque y sus amigos, todos queridos por igual por la ecuánime madre naturaleza, a la que todos ellos amaban. Natura, el hada representante de la madre, se había acomodado en el corazón de Iris, que debía dedicar su tiempo a aplicar la mágica medicina que compensaba, siempre con eficacia, los problemas que pudieran desembocar en catástrofes que perjudicaran la salud de la querida por todos, madre naturaleza. Para Iris resultaba muy difícil recordar cuando se produjo el cambio que transformó el planeta en un inmenso bosque. Para ella el tiempo no existía y tan solo podía recordar el comienzo. El origen, como aquel instante mágico recordado por todos como Arco Iris.

Un día incierto, cuando el tiempo aún delimitaba las vidas de los habitantes del planeta, bajo el oscuro y denso globo tóxico, se cumplió la profecía. La luz del sol comenzó a brillar. Ya nadie recordaba la alegría que se podía experimentar, al perseguir con la mirada el paso de un rayo de luz. A través del globo tóxico se dibujó un magnífico y espectacular arco iris que limpiaba el cielo a su paso, dejando tras la estela de su vuelo, un claro y etéreo cielo azul. Y sobre el arco iris, entre nubes de colores, la silueta de un hombre alado se delineó en el cielo. El arco iris se precipitó desde el cielo como una cascada de luz brillante y color a los pies de Iris, donde inesperadamente nacería y crecería el gran árbol que se transformaría en su hogar eterno. El primer árbol del gran bosque de la vida natural.

Tras las cortinas de color y los destellos de luz que irrumpían contra la superficie árida del planeta oscuro, la mano del hombre alado surgió a través de la barrera entre los dos mundos, portando una maravillosa llave de luz, que desprendía esencia, como si del corazón de una estrella resplandeciente se tratara. El hombre saludó a Iris y se presentó como un mago.

Ella sintió como su corazón daba a luz una cálida sensación que inundaba su interior, como un mar transparente de energía que invadía su alma y atemperaba su cuerpo. Entonces percibió que algo había cambiado, el mundo se tornó diferente, como si una apasionante y veloz sinfonía de color, se apresurara, vistiendo el oscuro planeta de la frondosa, rica e infinita naturaleza. Y ahora sí, sería feliz.´.1